fbpx

Sergio Ramos una leyenda que se despide del Real Madrid.

El pasado 16 de junio el Real Madrid despidió con honores de leyenda a Sergio Ramos, un capitán inolvidable que se va como segundo jugador más laureado de la historia del club, con un acto cuidado al detalle, con las 22 copas que conquistó presentes, y que desbordó emoción entre los protagonistas en un día triste para el madridismo.

Al jugador Sergio Ramos, le costó aguantar las lágrimas desde el inicio y rompió a llorar en cuanto tomó la palabra para decir un «hasta luego» al club que le ha dado todo y por el que ha entregado todo lo que tenía en 16 años de carrera. Con traje oscuro, camisa blanca y corbata negra de cuadros, el pelo recogido. Apoyado por su inseparable Pilar Rubio, de blanco, el color del Real Madrid, con sus cuatro hijos en primera fila.

El defensa desveló su versión sobre la salida del Real Madrid, dejó claro que su adiós no se debe a razones económicas y que tras una larga negociacione, cuando aceptó la oferta que tenía sobre la mesa por un año con rebaja salarial, el club le comunicó que había “caducado” y se debía marchar.

El club me hace una oferta de un año con bajada de salario, quiero recalcar y dejar bien claro que el dinero nunca fue un problema, el presidente de mi boca ya sabía los últimos meses que lo mío no fue económico. Era un tema de años, me ofrecían uno y yo quería dos por tranquilidad. Era lo único que he pedido”, manifestó en su rueda de prensa de despedida.