fbpx

Rechazo del Banco Mundial por la implementación del bitcoin como moneda legal en El Salvador.

Este miércoles, el Banco Mundial rechazó la solicitud de ayuda por parte del gobierno de El Salvador en la implementación del bitcoin como moneda de curso legal.

Este organismo citó como razones de preocupación la transparencia del proceso y del impacto medioambiental del minado, el sistema por el que se generan nuevos bitcoins y que ya implica que las computadoras resuelvan una serie de acertijos matemáticos, para lo que consumirían una gran cantidad de energía.

Por su parte, el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, el pasado 5 de junio anunció sus planes de convertir a la nación en la primera del mundo en adoptar formalmente la criptomoneda. Asimismo, indicó durante la conferencia de Bitcoin 2021, celebrada en Miami qué: «Todos los restaurantes, todas las peluquerías, todos los bancos… todo podrá ser pagado en dólares estadounidenses o bitcoin, y nadie podrá rechazar esa forma de pago.

«La Ley Bitcoin es ambiciosa, pero sencilla, además está bien estructurada para que tenga riesgo cero para quienes no quieran asumir riesgos. El gobierno garantizará la convertibilidad al valor exacto en dólares al momento de la transacción», declaró en Twitter el mandatario tras la sesión plenaria.

Sin embargo, la decisión del Banco Mundial tendría en esto varias consecuencias, entre ellas que el país podría enfrentar dificultades para asegurar que el bitcoin pueda ser aceptado a nivel nacional en los próximos tres meses, es que el plazo que el gobierno se dio.

Un portavoz del Banco Mundial informó a la agencia de noticias Reuters mediante un correo electrónico que: «Estamos comprometidos a ayudar a El Salvador de diversas formas, incluso en lo que se refiere a la transparencia cambiaria y los procesos regulatorios».

Pero agregó: «Si bien el gobierno se acercó a nosotros para pedir ayuda sobre el bitcoin, esto no es algo que el Banco Mundial pueda apoyar dadas las deficiencias medioambientales y de transparencia«.

Esta decisión se da después de que este miércoles el ministro de Economía de El Salvador, Alejandro Zelaya, confirmara que el gobierno le había pedido asistencia al Banco Mundial en la implementación de la criptomoneda como uno de los métodos oficiales de pago en el país.

Zelaya añadió que se mantuvieron conversaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que calificó de «exitosas», después de que este organismo dijera que no estaba «en contra» de la implementación del bitcoin.

Aunque el FMI ya había dicho la semana anterior que veía «problemas financieros, macroeconómicos y legales» en el proceso de adopción del bitcoin por parte de El Salvador.