fbpx

PAE en Villavicencio, la ración que perdieron los corruptos

El Plan de Alimentación Escolar en la capital del Meta se transformó. Ayer desde la cadena de almacenes Exito y Surtimayorista iniciaron las entregas por parte de la Alcaldía de Villavicencio y la Secretaría de Educación del municipio del PAE, el cual beneficia a cerca de 50.000 niños desde grado transición hasta tercero de primaria.


El alcalde de Villavicencio Felipe Harman, informó que ahora las familias beneficiadas del PAE tienen la posibilidad de elegir los alimentos que desean consumir, teniendo en cuenta sus necesidades y gustos. Asimismo la Secretaría de educación realizó una serie de recomendaciones para poder redimir el bono por $ 50.000 y para evitar aglomeraciones en los cuatro puntos autorizados, informando qué se debe tener en cuenta el pico y cédula, llevar el documento de identificación del menor y del acudiente, asistir lo más temprano posible desde las 7:00 a.m y abstenerse de llevar niños y asistiendo un solo acudiente a los almacenes Éxito y SurtiMayorista.

Entre los alimentos que pueden ser llevados por los padres de familia están los lácteos como: leche en polvo, leche líquida, yogurt, kumis y leche saborizada; en el grupo proteico se encuentra arvejas, frijol, lenteja, garbanzo, huevos, atún, sardinas, carne y pollo; en cereales se puede seleccionar: arroz, pasta, fécula de maíz, avena en hojuelas, molida e instantánea, y finamente en la sección de grasas está la mantequilla, aceite y margarina.
 
Adicionalmente la administración municipal tiene a disposición un equipo de funcionarios en los puntos establecidos para orientar el proceso y hacer efectivo el canje del bono. En caso de no aparecer en los listados y ser beneficiario se deben actualizar los datos en www.villavicencio.gov.co
 
Esta estrategia se dio con el fin de garantizar la calidad y las condiciones nutricionales de los niños y niñas beneficiados, acabando con los problemas históricos en la ciudad, en donde los contratistas incumplían constantemente a la nutrición de los niños beneficiados con sobrecostos y demoras de los productos entregados sin contar además con optimas condiciones de calidad.  

Este cambio se suma a la serie de decisiones por parte de la administración municipal en pro de lo público. La defensa de los intereses y el patrimonio de todos los ciudadanos.