fbpx

El dron contra la avispa asiática.

La empresa Navarradrones ha puesto en marcha un dron que lanza un dardo con miel y biocida congelado al nido, que envenena en cadena a las avispas. Un segundo dardo con explosivo destruye el nido.

El director-ejecutivo de Navarradrones, Luis Jaunsaras, realizó una demostración en directo de la efectividad del Dron Ballesta. Esta tecnología contra la avispa asiática permite insertar el biocida en el nido sin afectar y contaminar los alrededores. Además, el dron permite llegar a los terrenos más inaccesibles en los que se encuentran algunos nidos de la avispa asiática a los que los bomberos no pueden llegar.

El «dron-ballesta» garantiza la completa destrucción del nido y de todas las avispas que haya dentro. Al derretirse el «veneno congelado», es succionado por las abejas que se lo pasan «boca a boca» y las elimina en cadena.

La empresa Navarradrones va a patentar este nuevo método para combatir a la avispa asiática, y quiere ofrecer ese servicio porque son la única empresa que disponen de la autorización por parte de AESA (Agencia Estatal de Seguridad Aérea) para volar en diferentes espacios aéreos como la zona de seguridad aeroportuaria (CTR), zonas pobladas y horario nocturno.