fbpx

Aumenta la preocupación por la violación de derechos humanos en el contexto del Paro Nacional.

Mediante comunicado, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos enfatizó en la urgencia de efectuar la visita al territorio colombiano, con el fin de evaluar la situación que enfrenta el país durante el marco de las protestas sociales que iniciaron el pasado 27 de abril.

Asimismo, este órgano manifestó que, en reunión sostenida con la vicepresidenta y Canciller, Martha Lucia Ramírez, la funcionaria se comprometió con la visita una vez sea realizada la audiencia pública de oficio sobre la situación de derechos humanos en el país, que se llevará a cabo el próximo 29 de junio.

Sin embargo, en varias ocasiones la CIDH ha expresado su preocupación por el “uso desproporcionado de la fuerza, en particular en términos del elevado número de pérdidas de vidas humanas, personas heridas, incluyendo lesiones oculares y denuncias de desaparición forzada en el contexto de las protestas, así como su preocupación sobre las denuncias de violencia sexual y de género en el marco de las protestas sociales”. Enfatizando en la necesidad de hacer una visita para elaborar un registro confiable y transparente sobre las denuncias de violaciones de derechos humanos realizadas por diferentes medios, así como de la importancia de la participación de la sociedad civil en la elaboración del mismo.

La vicepresidenta por su parte informó que lo acordado

“es que una vez la Procuraduría, la Fiscalía y la Defensoría del pueblo entreguen la información que la CIDH solicitó vamos a tener una audiencia en junio 29 y después se haría la visita. Le damos la bienvenida a la visita, pero algunos pensaron que eso era inmediato. No se ha rechazado. La visita se hará en el mes de junio o julio seguramente”.

Por el contrario, el día de ayer en el aeropuerto Internacional El Dorado, Migración Colombia le impidió el ingreso al país a un integrante de la delegación de observación que venía desde Argentina para documentar la situación de crisis de Derechos Humanos, dicha inadmisión fue grabada y publicada en redes sociales de diferentes líderes sociales, representantes del paro, ONG y medios de comunicación. Por su parte el equipo de Migración Colombia manifestó mediante un boletín de prensa que la negación al ciudadano extranjero se da de manera discrecional, dejándolo a consideración o prudencia de la persona determinada lo que significa que no está sometido a regla o norma.

A esta preocupante situación se suma la ONG Temblores que en conjunto con el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz, presentaron su último informe en el que se registran los hechos de violencia desde el 28 de abril hasta el 26 de mayo, durante el marco del paro nacional arrojando las siguientes cifras: 60 asesinatos (43 de los asesinatos fueron presuntamente autoría de la fuerza pública), 46 personas con heridas oculares ocasionadas por miembros de la fuerza pública, 22 víctimas de agresión sexual por miembros de la fuerza pública y finalmente 2 miembros de la fuerza pública asesinados.